Ritual de fin de año

Ritual de fin de año

Ritual de fin de año

Para realizarlo necesitaremos una vela roja que tenga purpurina dorada, papel y lápiz, un recipiente a prueba de fuego, una vela blanca para cada participante, una moneda dorada para cada persona (todas de igual valor) y purpurina dorada.

Nos situaremos todos juntos en silencio, encenderemos la vela roja y la introduciremos en el recipiente. A continuación rezaremos esta pequeña oración:

Fuerzas de la luz, traed sobre nosotros vuestras bendiciones y haced que el próximo año esté repleto de salud, amor y bienestar económico para nosotros y para aquellos que amamos.

Después cada persona escribirá en un pedazo de papel su deseo, lo doblará el papel en dos y lo quemará en llama de la vela roja para y lo dejará en el recipiente para que se queme totalmente.

Esperaremos a que suenen las campanadas y comeremos las uvas (o lo que sea según la costumbre que tengamos) mientras dejamos que la vela roja siga ardiendo. Cuando hayamos terminado, cada persona encenderá su vela blanca a partir de la vela roja, la dejará arder unos minutos y la apagará sin soplar.

Después los participantes se intercambiarán las monedas de forma que todo el mundo entregue una y reciba otra. Ésta será un potente talismán de la suerte durante todo el año entrante y por ello deberemos guardarla a buen recaudo. Cuando el año termine, deberemos entregársela a alguien necesitado.

Para terminar el ritual lanzaremos purpurina dorada sobre los participantes como símbolo de fortuna y felicidad. Por último, dejaremos que la vela roja arda hasta que se consuma por completo.

Lo siguiente ya será celebrar el nuevo año aunque antes una pequeña y última anotación. Es importante que guardemos nuestra vela blanca ya que nos servirá para utilizarla a lo largo del año cuando tengamos una petición especial que hacer. En ese caso lo que tendremos que hacer será encenderla, pronunciar una oración escrita por nosotros en la que expliquemos qué estamos pidiendo, meditar durante unos quince minutos y dejarla arder hasta que se consuma del todo.

Además de este ritual podemos hacer también en año nuevo los rituales de Navidad ya que son totalmente intercambiables.

Comparte este Articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: