Litomancia: adivinación con piedras y gemas

Litomancia: adivinación con piedras y gemas

Existen muchas formas de adivinación que se han practicado en todas las culturas a lo largo de la historia.

La adivinación por medio de las piedras y gemas es una de ellas y por tanto una forma excelente para encontrar consejo, ayuda, tomar una decisión o advertirnos de posibles peligros y enfermedades.

Existen diferentes formas de trabajar con piedras para adivinar el futuro.

– Adivinación con cincuenta piedras

Este método no concede tanta importancia como otros al tipo de piedra con el que se trabaje, sino al número de piedras, que ha de ser cincuenta. Si no sabemos por qué piedras decantarnos, podemos utilizar aquellas idóneas para conectar con nuestra psique como son la amatista, aguamarina, citrino, cristal de cuarzo o piedra de la luna combinadas de la forma que queramos.

Su funcionamiento es simple. Metemos nuestras cincuenta piedras (idealmente del mismo tamaño) en un saco o caja, pensamos en una pregunta, metemos la mano en el saco o caja y sacamos un puñado de piedras. Si hemos obtenido un número impar de piedras la respuesta será positiva o favorable, mientras que si se trata de un número par, indica lo contrario.

Saquito de piedras para trabajar la adivinación

– Adivinación mediante el color de las piedras

Para llevar a cabo este método necesitamos siete piedras de colores diferentes y aproximadamente el mismo tamaño y forma que guardaremos en un saco de tela. Cuando queramos hacer una consulta todo lo que tendremos que hacer será sacar una al azar.

Su interpretación se hará en función del color y por tanto se pueden asociar otras piedras que aquí no mencionadas al significado propio de su color.

Amarillo: turmalina amarilla, topacio o fluorita amarilla. Significa protección, comunicación, viaje, movimiento e intercambio.

Azul: celestina, aguamarina, sodalita, cuarzo azul, turmalina azul, turquesa o zafiro. Se relaciona este color con la paz, el sueño, la curación, la purificación, las emociones y el subconsciente.

Naranja: cornalina, ámbar, citrino u ojo de tigre. Significa iluminación, poder personal, energía, y crecimiento.

Púrpura: sugilita, lepidolita, amatista. Se las relaciona con la espiritualidad, la evolución, el misticismo, la expansión y la reencarnación.

Rojo: rubí, jaspe rojo, ágata roja, rodonita, turmalina roja o granate. Este color se traduce como ira u otro tipo de emociones negativas, nacimiento, cambio, sexo, pasión, terminaciones , energía o confrontaciones.

Rosa: turmalina rosada, cuarzo rosado, calcita rosada, rodocrosita o kunzita. Significa amor, amistad, paz alegría, relaciones, familia e intercambio.

Verde: jade, peridoto, olivino, venturina, esmeralda o turmalina verde entre otras. Se relaciona con el crecimiento, el dinero, el asentamiento, la salud, fertilidad, los negocios y las transacciones.

Comparte este Articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: