Limpia la energía de tu casa con el Feng Shui

Limpia la energía de tu casa con el Feng Shui

Limpieza de dentro a fuera

La limpieza se debe empezar por el fondo de altillos y armarios para acabar por lo más exterior y superficial. La limpieza debe ser global, no solamente de aquello propio de la temporada. En la fotografía, detalle del interior de un armario con puertas de persiana fija.

El Feng Shui es para todos

Involucra a toda la familia, incluso a los peques, en esta fase de renovación de energía. Pídeles que revisen sus cosas, separen lo que ya no quieren y las ordenen. Es importante que entiendan el significado de la limpieza para que encuentren positivo este proceso de orden, sintiendo que forman parte de un ciclo de transformación y saneamiento.

Orden y proximidad

El lugar idóneo para guardar cada objeto será lo más cerca posible de la estancia a la que pertenece, o en un lugar que tenga una energía similar. Por ejemplo, es positivo poder guardar las mantas en la propia habitación. No lo será, en cambio, ubicarlas en el recibidor, baño o trastero.

Evita las habitaciones trastero

La recomendación para estos espacios es encontrarles un uso, evitando así que se conviertan en lugares “atascados”. Esa habitación que sólo utilizas para guardar cosas puede reconvertirse en un espacio de lectura o relajación, en una zona de plancha, un cuarto de costura o una zona de juegos. Además de revitalizar la energía, estarás ganando espacio útil en tu casa.

Ojo con lo que guardas

En caso de almacenar objetos debajo la cama, deben estar bien limpios y ordenados y guardar una relación con esta: sábanas, edredones, colchas…. No es recomendable guardar zapatos, maletas ni aparatos eléctricos, ya que además de poder distorsionar el campo magnético, no son objetos que guarden relación con el tipo de energía propio de un dormitorio.

¿Cuándo hago la limpieza?

Si buscas el momento perfecto para hacer la limpieza energética, es recomendable hacerlo en el cambio de estación. Además, podrás aprovechar también para renovar algunos detalles decorativos.

Limpiar en el cambio de ciclo

En el paso del invierno a la primavera se experimenta un cambio de ciclo: es un gran momento para limpiar de acuerdo con los principios del Feng Shui. En la fotografía, trapos de cocina húngaros bordados a punto de cruz.

Limpieza etérea Feng Shui

Aparte de la limpieza física, también se debe realizar una limpieza etérea. Para ello, una vez que hayas reorganizado los objetos y esté todo limpio y ordenado, puedes proceder a un sahumerio o limpieza con incienso. Elige la esencia que más te guste para realizar esta limpieza, siendo recomendable el sándalo, la mirra o el romero. Quemador de incienso de madera sobre taburete.

Después del sahumerio

Debes abre todas las ventanas y puertas durante un rato para hacer fluir todas las entradas de energía de tu casa y renovarlas. También se aconseja abrir un minuto todos los grifos para acompañar esta regeneración.

Y también al día siguiente

A primera hora del día siguiente es recomendable realizar de nuevo esta ventilación, para captar el aire más limpio de la mañana.

En el paso del invierno a la primavera se experimenta un cambio de ciclo. Durante esta época es común limpiar y guardar todos aquellos elementos de la temporada invernal que no se van a necesitar hasta el próximo año, tales como mantas, alfombras, cortinas… Es positivo aprovechar este momento de cambio para realizar una renovación energética del hogar con la ayuda del Feng Shui, cuya finalidad es eliminar la densidad o carga que puedan haber adquirido los espacios de nuestro hogar. Estas limpiezas son recomendables tanto en periodos de cambio como para cerrar ciclos y para impulsar nuevos proyectos.

Una limpieza energética va acompañada siempre de una limpieza física profunda. La limpieza deber ser global, y el proceso resulta sin duda mucho más efectivo cuando se acompaña de conciencia y voluntad de cambio. Puedes acompañar el momento de la limpieza con una música alegre que suba tu estado de ánimo y vibre por todas las estancias de tu casa. Revisa también el buen estado y funcionamiento tanto de las instalaciones como de los objetos, y repara todo aquello que esté roto o estropeado.

Por último, para volver a cargar con energía positiva tu hogar, es recomendable organizar una fiesta o celebración con familiares o amigos para llenarla de alegría. Puedes organizar una comida o cena y rodearte de tus seres queridos para que aporten a tu hogar frescura y vitalidad.

Comparte este Articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


A %d blogueros les gusta esto: