5 claves para aprender a escuchar a tu pareja

5 claves para aprender a escuchar a tu pareja

Las claves que te voy a contar forman parte de los ingredientes de la escucha activa. Es posible que ya los conozcas. Seguramente ya los aplicas con tus amigos, con compañeros de trabajo, con tus hijos. Pero ¿logras usar la escucha activa con tu pareja? Y sobretodo ¿logras hacerlo cuando habláis de los temas más espinosos en los que no estáis de acuerdo?

Este es un artículo que se lee muy rápido pero de lo que se trata es de que vayas más allá de la lectura para que puedas interiorizar estas claves y llevarlas a la práctica. Si solo las lees se quedarán en mera teoría, si pasas a la acción verás cómo cambian las cosas entre vosotros. En tus manos está…

Respeta tu turno

No interrumpas a tu pareja cuando habla. No termines sus frases, no saques conclusiones precipitadas. Escucha como escucharías a alguien que realmente te interesa mucho. Pon toda tu atención en intentar entender a tu pareja, qué quiere decirte, cómo se siente, qué necesita. Si cuando termina de hablar eres capaza de responder a estas preguntas de la misma forma que respondería tu pareja, ¡lo has logrado!

Muestra tu interés

No se trata solo de no interrumpir, sino de demostrar que realmente te interesa lo que te está contando. Deja el móvil o la tablet a un lado. Apaga la televisión. Pon toda tu atención en tu pareja y demuestra tu interés. Mírala a los ojos, haz gestos y da muestras de que estás dispuesto/a a seguir escuchando. Ya sabes que hablas más con tu cuerpo, con las expresiones de tu cara y con el tono de tu voz que con tus palabras. No lo olvides mientras estés escuchando.

Haz preguntas

Puedes intervenir para intentar aclarar todo lo que no entiendas, no hay problema. Plantea preguntas, pide ejemplos, busca aclarar todo lo que no entiendas. Puedes intervenir siempre que no estés contratacando o poniéndote a la defensiva. ¡No des nada por supuesto!

No des consejos

Este es otro punto importante. Tu pareja no siempre habla para que le des consejos, habla para que escuches y comprendas. No des soluciones si no te las están pidiendo. Y recuerda que nadie hace caso a los consejos de alguien por quien no se siente comprendido. Primero escuchar y comprender, y luego, si te la piden, podrás dar tu opinión. Pero si tu pareja no te siente de su parte, los consejos caerán en saco roto.

Valida las emociones de tu pareja

Es muy posible que te cueste entender las reacciones de tu pareja. No caigas en la tentación de decir cosas como: “no sé por qué te lo tomas así”, “no hay para tanto”, “vaya tontería”… Cada uno vive las cosas como las vive y no vas a dejar de sentirte como te sientes solo porque tu pareja no lo entienda. Respeta que tu pareja no vive las cosas como tú y acéptalo cuanto antes. Es así. Se agobia por cosas que a ti no te parecen importantes, se entristece por cosas que para ti son superfluas, siente dolor por cosas que para ti son irrelevantes… Lo único que puedes hacer es entender y legitimar su forma de sentir si lo que buscas es que tu pareja también legitime la tuya. Difícil pero básico para la salud de vuestra relación.

Comparte este Articulo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: